Para la próxima

No sé si alguna vez te comenté que esta es mi última vida… Puede que lo haya mencionado mientras te veía comer sushi en el Tolón.

A diferencia de muchos, yo no vine al mundo para sanar relaciones karmáticas con la figura masculina o a aprender a cómo alcanzar el nirvana. Nada de eso.

Y para nadie es un secreto que sólo quiero vivir esta vida y no regresar más, porque estoy cansada, porque en ésta soy feliz y quiero irme estando en el top de las reencarnaciones. 

Esta vida, mi última vida, es un obsequio, un disfrute, un bonus track.

Pero el viernes, luego de unos rones (o en medio de ellos), pensé en ti… y ahora estoy considerando volver una vez más, y conseguirte antes que el resto del mundo. Llegar y poder compartir esa nueva vida contigo y darte infinitos besos a la salida de un restaurante en el Hatillo. Una que sea un cuento futurista sin interrupciones. Sin terceras personas. Sin alguien más. Estar en otra vida contigo porque en esta ambos llegamos tarde.

Y así como a Soda, que me veas volver.

A Ulises, en cualquier punto del universo donde te encuentres

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo General

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s