No debería contarlo y sin embargo

De sobra sabes que eres la primera/que no miento si juro que daría/ por ti/ la vida entera/ por ti/ la vida entera. Y sin embargo/ un rato cada día/ ya ves / te engañaría con cualquiera/ te cambiaría por cualquiera.

Sí, es que este mundo es un pañuelo, pero uno pintado por Picasso, todo amorfo, con tres puntas nada más. Un pañuelo cubista-surrealista que adora el drama. Y el teatro, claro está.

Porque, qué otro nombre puede dársele al hecho de que tu ex (ese al que hasta hace nada le escribiste 40 post en el blog, ese que te dejó porque hay tetas más grandes que las tuyas, y con el que trabajas en un proyecto teatral) te llama para salir y contarte que sale con una amiga tuya.

Bueno amiga no es. Estudió conmigo en la universidad, así que cae en la categoría: compañeros de estudios. Ella, una insípida que nadie notó en cinco años de carrera. Ella, que sí que tiene 400 cc y que ahora por cosas de la vida, y del teatro, estudia con él. Y salen, y van y vienen y todo lo que le sigue.

Cuando me enteré, porque él quería información sobre la insípida, sentí la mano de un gigante, como Goliat, estrujando mi pecho. Quería llorar, tirar las cosas de la mesa, echarle un vaso de agua fría en sus pantalones, dejarlo con la cuenta, llenarlo de salsa de tomate, gritar y correr  y todo al mismo tiempo.

Y me fui a Bogotá. Y allá estuve ocho días, pensando y descansando porque hace dos semanas renuncié a mi trabajo y quise celebrar yendome lejos. Para no verlo y no verme más en sus ojos.

Ahora, de nuevo en Caracas, con las colas, el calor y los temblores,  ando más tranquila. Lo vi de nuevo y su mirada sigue siendo la misma que cuando estábamos juntos. Aunque ahora está la insípida, que lo llama cada 5 minutos para saber dónde está.  Pero yo sé que ni siquiera él sabe en dónde se encuentra, porque no está conmigo, ni con ella ni con él mismo. Está perdido buscando una cuarta esquina, que nos separe a los tres. Y aquí yo viendo cómo se esfuerza en vano.

Anuncios

5 comentarios

Archivado bajo General

5 Respuestas a “No debería contarlo y sin embargo

  1. que vaina tan buena lo del pañuelo de picasso!

    yo suelo pensar que el mundo es una caraota dadaista!

    besos Mé.

    ah y 400 cc no le ganan a tu sonrisa, por cierto 😀

  2. “No debería contarlo…” pero para que se tiene el blog?, mi cuento con bambam es algo parecido, aunque yo vendría siendo la otra y luego de 3 años el volvió con su insípida novia que estudió conmigo en el colegio y que se puso 400cc para hacerse notar, a esa novia la dejo por mi y luego de 3 años (y como novias más incluyendome) volvieron, claro a mi ya no me interesa bambam pero me causa risa, como la vida da tantas vueltas.

  3. adree

    Qué bueno esto. Me sentí identificada.
    Saludos.

  4. Me identifique muchisimo con esto, triangulos amorosos dignos de panuelos de picasso.

  5. maria

    creo que es un mal común tan repetido que es dificil explicar porque nos sigue sorprendiendo, doliendo y extrañamente volvemos a apostarle al amor con tanto miedo que nos aventamos con los ojos cerrados como a una alberca de algua helada y una vez mas ya dentro nos aclimatamos, nos la creemos… y la historia vuelve a repetirse infinitamente jajjajaja porque si no es otra fulana es que “no te merezco” como los clásicos de tantas generaciones… será un gen hereditario inevitable?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s